Declaración de Fe

  1. Las Escrituras: Creemos que la Santa Biblia es la Palabra de Dios, y que es la única regla de fe y práctica.
  2. El Dios Verdadero: Creemos en un Dios viviente, Hacedor del cielo y de la tierra, y que es Espíritu infinito e inteligente; y que en la unidad de la Trinidad existen tres personas que son el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
  3. La Caída del hombre: Creemos que el hombre fue creado en santidad, con libre albedrío, pero por su transgresión voluntaria cayó de su estado perfecto y necesita salvación.
  4. Cristo es el único Salvador: Creemos que Cristo, el Hijo unigénito de Dios, murió en la cruz por nuestros pecados, fue sepultado, resucitó al tercer día y ascendió a la diestra de Dios para interceder por nosotros. Creemos que Cristo vendrá otra vez de acuerdo con su promesa.
  5. El Espíritu Santo: Creemos que el Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad, quien convence de pecado, regenera, ilumina, reviste de poder, sella, consuela, y guía a los creyentes.
  6. La salvación: Creemos que la salvación es por gracia por medio de la fe, y no depende de obras buenas que el hombre puede hacer. Los dos requisitos indispensables para la salvación son el arrepentimiento y la fe.
  7. La Iglesia: Creemos que una iglesia verdadera de cristianos es una asamblea de creyentes en Cristo bautizados después de una profesión de fe, comprometidos en mantener las ordenanzas del bautismo (por inmersión) y la cena del Señor conforme a las Escrituras. Reconociendo a Cristo como la única cabeza, tomando la Biblia como su única regla de fe y práctica.

Principios Distintivos:

Mantenemos estos principios Bautistas:

  • “El Señorío absoluto de Cristo”,
  • “La Autoridad Suprema de las Escrituras”,
  • “El sacerdocio de cada creyente”,
  • “La Regeneración como prerrequisito para la membresía de la iglesia”,
  • “La separación completa de la iglesia del Estado”,
  • “La Autonomía de la Iglesia Local”, y
  • “La Seguridad Eterna de los Creyentes”.