Devocional “La paz os dejo, mi paz os doy”

Título: “La paz os dejo, mi paz os doy”

Texto: Juan 14:27

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Según los comentaristas Jerusalén es capturada por el general romano Pompeyo en el año 63 a.C. el pueblo Judío se encontraba bajo el dominio del imperio Romano, no gozaban de paz ni de libertad como nación soberana, algunos judíos esperaba un libertador, un caudillo que lideraría un gran movimiento para obtener su soberanía.

El mundo busca tener paz a través de cosas o de personas, ponen sus esperanzas en ellas las cuales no tienen el poder de dar paz perdurable, solo en Jesucristo es posible tener paz para con Dios, consigo mismo y con sus semejantes. Estimado lector… ¿desea usted la paz de Cristo? Le invito a reconciliarse con Dios:

• Reconozca que es pecador (Hechos 3:19)
• Solo Jesucristo pagó por sus pecados (Romanos 10: 9-10)

Motivos de Oración:


Bendiciones.

– Te damos las gracias Padre por tu Hijo amado Jesucristo, el cual pagó mi deuda en la cruz del calvario y nos dio la victoria sobre la muerte, gracias por tu Espíritu Santo quien nos convenció de pecado, justicia y juicio.
– Ayúdanos hacer diligentes en la predicación del evangelio de salvación para la gloria de tu nombre, gracias por bendecirnos y equiparnos a través del seminario para toda buena obra.

Janneth Benítez
Estudiante STBP

Devocional «EL PERDÓN TRAE ARMONÍA CON DIOS Y CON MIS HERMANOS»

Título: «EL PERDÓN TRAE ARMONÍA CON DIOS Y CON MIS HERMANOS»

Texto: colosenses 3:13

Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Es importante notar que “perdonar “ esta ligado con “soportar “, puesto que los dos son necesario para vivir en armonía con otros. Para saber perdonar debemos ver el ejemplo de Cristo ( Efesios 4:8) “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándonos unos a otros, como Dios también os perdono a vosotros en Cristo”.

Es fácil decir: “Tienes que perdonar”, pero cuando es nuestro turno de llevarlo a la práctica pareciera que casi es imposible. Nosotros con la naturaleza humana que nos rige, nos cuesta poder perdonar y aún más olvidar. A veces pasan los años y nosotros seguimos anidando aquellos sentimientos de rencor u odio hacia cierta persona que nos hizo daño, sin darnos cuenta de que esos sentimientos negativos están evitando que avancemos en la vida cristiana.

Tu decisión de perdonar o no determinará el curso de tu vida, solo hay dos alternativas, perdonar o convertirse en una persona amargada, esclavo del odio y venganza. La Biblia nos manda a perdonar a otros, sin importar lo que han hecho. Perdonando aun a nuestro enemigo.
Mi pregunta es ¿Te gustaría entrar en esa puerta? Jesús dijo: Yo soy la puerta(Juan 10:9)

El cristiano que rechaza el mandato bíblico de perdonar a otros no puede estar en paz y su amargura afecta sus relaciones con el prójimo y con Dios, es importante tener presente que es un mandato bíblico perdonar, solo así somos libres. Recordemos que no puedo obligar a todos a buscar la paz conmigo, pero si puedo estar en paz con ellos. Puedo hacer mi parte, la cual es perdonar a los que me ofenden, y ofrecer disculpa a los que he ofendido.

Oremos a Dios, nombrando a las personas que quieres perdonar y a sus ofensas, decida perdonar al otro. Aunque sus emociones le digan “no lo perdones”, decida perdonar aun cuando no quiera.

Bendiciones.

Irma Carpintero de Buñay
Estudiante del STBP

Devocional “La Fe que vivifica al cristiano”

Devocional "Un verdadero lamento"

Titulo:“La Fe que vivifica al cristiano”

Texto: Hebreos 11: 1-6.

La fe significa abandonar toda confianza en nuestros propios recursos, habilidades y razonamientos; es decir, las cosas que vemos. Más bien, significa confiar en las cosas que no podemos ver: las promesas de Dios, su provisión y su preocupación por nosotros. Sin embargo, únicamente una actitud interior no define la fe. Para que haya fe, se requiere de acción. La fe es comprobada por su obediencia al Señor.

El escritor de Hebreos, habló de fe en dos direcciones: “Fe” con respecto a cosas fututas (lo que se espera), y “Fe” relacionada con cosas invisibles (lo que no se ve). Si estamos seguros que Dios controla estos aspectos, viviremos como si Él estuviera en control, esto es fe.

Consideramos así, que los dos aspectos de la fe, “seguridad y esperanza” se pueden ver en la vida de aquellos que se mencionan en este capítulo. Tenían convicciones fuertes en cuanto a la presencia de realidades invisibles. También tenían una seguridad inquebrantable, de que las promesas de Dios se cumplirían, hasta frente a la evidencia que parecía sugerir lo opuesto, como vemos en el v. 11.

A fin de cuentas, nuestra manera de ver a Dios determinará, cómo será nuestra fe. Si vemos a Dios grande, fiel y todopoderoso, nuestra fe se elevará a esas alturas. Si, por el contrario, vemos a Dios pequeño, distante o menos activo, nuestra fe quedará en esos niveles.

Oremos.

• Padre celestial, perdona las veces que me comporto como si fueras un Dios pequeño y distante.
• Ayúdame a vivir como estos héroes de la fe, con convicciones fuertes en cuanto a la presencia de realidades invisibles y con seguridad inquebrantable en el cumplimiento de tus promesas. En el nombre de Jesús. Amén,

Hermana Sofía Tejada
Seminario Teológico Bautista de Panamá
Directora del Seminario Teológico Bautista de Panamá

Devocional «Sabiduría de lo Alto»

Devocional "Sabiduría de lo Alto"

Titulo:»Sabiduría de lo Alto»

Texto: Salmo 19:14.

Sean gratos
los dichos de mi boca
y la meditación de mi corazón
delante de ti, Oh Jehová,
Roca mía, Roca mía y mi Redentor.

El vocablo para sabiduría en griego es sofia (Σοφία), tiene varios usos en el Nuevo Testamento, uno de ellos es como ‘sabiduría humana’.

Santiago escribe:
1º En primer lugar, que la sabiduría humana En su forma más baja es una sabiduría «terrenal, animal, diabólica» Stg.3:15.

2º En segundo lugar, sobre la sabiduría humana En asuntos espirituales.

A. Pidamos a Dios la sabiduría espiritual:
“Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos
abundantemente y sin reproche, y le será dada” (Stg.1:5).
B. Santiago explica que hay una sabiduría de lo alto:
“Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable,
benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía”
(Stg.3:17).

OREMOS

1. Pidamos a Dios esa sabiduría de lo alto, para discernir y tomar decisiones asertivas en nuestras vidas.
2. Oremos para que el Espíritu Santo nos ayude a comprender las verdades eternas de nuestro Dios contenidas en su palabra.

Bendiciones.

Dr. Moisés Rodríguez
Profesor del STBP

Devocional «La fidelidad de la Palabra de Dios»

La fidelidad de la Palabra de Dios

Devocional «La fidelidad de la Palabra de Dios»

«Texto: 2 tesalonicenses 3:1»

Cuenta que un hombre que se encontraba preso en una cárcel, le llegó a su mano un tratado, que al leerlo descubrió la verdadera libertad en Cristo y el amor de Dios; la palabra del Señor, la cual está impregnada de su amor, puede viajar y llegar a toda criatura y la fidelidad, se muestra en que puede alcanzar hasta lo último de la tierra (Mateo 28:19).

El Apóstol Pablo motiva a los tesalonicenses a que la palabra corra libremente a través de la predicación, así como ocurrió con ellos; estamos orando continuamente para que la palabra sea impregnada en las cárceles, barrios, casas, tribunales, asilos, escuelas y también en las iglesias, así como llegó a nosotros, otros esperan esa libertad espiritual.

El Señor Jesucristo nos exhorta a que no seamos simples observadores, como algo que tiene que pasar, debemos estar siempre involucrados en los negocios de nuestro Padre (dijo Jesús a temprana edad «Lucas 2:49») y recordar que todo pasará menos su palabra (mateo 24:35).

«Motivos de Oración»


• Oramos para que la palabra del Señor llegue como río que corre, viento huracanado, nubes cargadas de agua a otros que no la conocen.
• Oremos por los hermanos que trabajan en la impresión, traducción, lingüística y por todos aquellos que padecen por la predicación de la palabra de Dios.

Bendiciones⠀⠀
Hna. Rocio Gub de Murray
Ministerio de Oración